viernes, 3 de febrero de 2017

Querido Diario... entulinea - Cap. XI (Incluye Receta)




14.5 kg menos que hace 3 meses, unas caderas que han encogido 16 cm, ropa que he comprado hace 2 semanas en rebajas y se me ha quedado "suelta", ningún exceso durante los últimos 7 días,  una cena de pizzeria con postre incluido, 3 días de gimnasio a la semana, varias recetas experimentales (con dulces y hamburguesas incluidas), los puntos de entulinea a raya y muchas vueltas a la cabeza... demasiadas

(si te acabas el post... ¡te regalo una receta!) 
😋



Querido diario, 

Esta semana le he estado dando muchas vueltas a las cosas, tengo sentimientos encontrados, más bien sensaciones contradictorias. Por un lado, me siento comodísima con la nueva alimentación, le he cogido el gustillo a cocinar (y tengo tiempo, todo hay que decirlo) y disfruto pensando recetas y preparándolas. Soy consciente de que nos alimentamos muchísimo mejor y se ha despertado en mí una curiosidad enorme nutricionalmente hablando, tengo mucho que aprender... y es que ya lo dije al principio, cuando tienes un plan, y vas a por él, hay que hacerlo con todas las ganas, y claro, cuanto más leo y me informo, sólo puedo pensar... ¡sólo sé que no se nada! Necesitaría 10 vidas -o más- para saber todo lo que me gustaría saber (de todos los aspectos de la vida... psicología, sociología, amorología 😁, publicidad, nutrición, moda, astrología................)

En definitiva, que quiero seguir aprendiendo y que estoy frente a un reto que me resulta interesante, y mientras me resulte interesante y profundice en él, BIEN, pero llegados a este punto me asaltan dudas.

Es decir, por muy bien que yo sepa la teoría, que es la que estoy llevando a la práctica ahora mismo y que de verdad que no me resulta difícil... 


¿Qué pasa con mi fiera interior?  

Esa que ahora está dormida y que quizá un día, presa del miedo, del dolor, del aburrimiento, de la nostalgia, del sufrimiento, de la soledad... vuelve a aparecer...

El otro día leí una frase que lejos de hacerme reír como habitualmente pasa con los memes, me hizo cabrearme... ¿Con quien? Aún no lo sé... La frase decía algo así:

"Flaca es la mujer que come hamburguesas y huevos fritos a diario y pesa 48 kilos, si estás delgada porque sólo comes lechuga, eres una gorda en pausa."

Vamos por partes...

1. Puede que esa mujer esté flaca y pese 48 kilos pero si como eso todos los días, muy saludable no debe estar...

2. ¿48 kilos? He pesado eso y no quiero volver ahí, gracias.

3. La gorda en pausa. Gorda en Pausa... ¿Soy una gorda en pausa? No quiero ser una gorda en pausa, es decir, nunca voy a ser flaca, y no me importa porque me siento bien con 85 kilos -que es donde me gustaría llegar, y sí, seguiría siendo gorda, en principio, lo que no quiero que vuelva es esa Eli que come por cualquier razón descontroladamente. Quiero que la Eli de ahora, la que come para nutrirse se quede. Me gusta esta Eli, la que controla a su fiera interior, la apacigua y la hace callar... La cuestión es... ¿toda la vida voy a tener que estar en guardia? ¿llegará un día en que esa fiera duerma eternamente?

 Llevo 3 meses asistiendo a la reunión semanal de entulinea, 45 minutos de motivación, ideas, aprendizaje y "apertura de ojos"... dentro de poco finalizará mi colaboración, y aunque voy a seguir llevando a cabo el plan porque estoy motivada y es mi momento, echaré de menos las reuniones...

Cada semana tratamos un tema diferente y siempre hay algo que me hace "click", situaciones o pensamientos donde me veo reflejada y que en algún momento he pensado que me hacían ser un ser único o bicho raro... y son más frecuentes de lo que pensamos...

Gracias a ellas he tomado consciencia de MUCHAS cosas y, como te digo, han hecho que quiera más y más... aprender más, y mejorar. Así que seguiré construyendo una base sólida donde montar una estructura que me permita seguir encarrilada durante mucho tiempo, y ¿por qué no? durante toda la vida. Ahora tengo las herramientas, tengo los conocimientos suficientes, lo tengo todo para conseguir mi propósito. Conseguirlo está 100% en mis manos, pero sin duda sin su ayuda, hubiera estado muy pero que muy perdida... voy a echar de menos esta cita semanal, estoy segura.

Ya ves si le doy vueltas a las cosas...
A estas y muchas más, otras que tienen más que ver con lo físico pero a la vez con lo más interior.
Hay mucha gente que me pregunta por qué adelgazo si se supone que me veía bien y me aceptaba y me quería...

 Siempre he defendido el respeto y el amor propio. Creer en nosotras mismas y trabajar día a día para ser nuestra mejor versión. ¿Mi mejor versión es más delgada? No, mi mejor versión es consecuente, realista y sensata. Pesar 108 kg, para mí, no era el fin del mundo, ni era un drama, no era infeliz, ni me impedían ir a la playa, montar a caballo o subirme a unos tacones, pero lo que me hacía pesar esos  108 kg sí me estaba ocasionando muchos problemas a nivel interior, la sensación del CAOS, del DESCONTROL.

Y en esta vida hay 2 opciones, o te conformas con lo que tienes, lo aceptas y aprendes a vivir con ello de la mejor manera posible, o cambias  el chip y te pones a trabajar en ello.
AMBAS SON VÁLIDAS, 
y a lo largo de los años, yo por lo menos, he pasado por las dos, y por muchas otras...

A esta vida hemos venido a VIVIR, a disfrutar,  "enfrascadas" en un cuerpo, uno sólo, que nos acompañará TODA LA VIDA. Ya podemos amarlo, cuidarlo y respetarlo para que el camino sea lo más llano y feliz posible. Es el único vehículo, tú decides si lo quieres tener aparcado en el garaje lleno de trastos o recorrer el mundo en él.


Y como colofón una apetecible receta.

¿Si me vieras cenar esto dirías que estoy sufriendo mientras hago dieta?
Comprenderás que no eche de menos muchas cosas... ¿No?





👉  Para hacer las hamburguesas*: Para que tenga menos puntos, voy a la carnicería, elijo la pieza de ternera que me gusta (la que menos grasa tiene) y le pido que me la pique. En un bol ponemos la carne, la harina de avena y la clara de huevo, sazonar al gusto: sal, pimienta, perejil y ajo. Hacer 2 bolas y aplastarlas en forma de hamburguesa (o de platillo volante, lo que se te de mejor).  Esta mezcla es opcional, puedes hacer las hamurguesas únicamente con la carne pero así quedan muy tiernas, a veces sólo le añado 1/2 clara de huevo, según el día, hay que probar y encontrar el punto ideal para nosotros.

👉 Las verduras yo las preparo en sartenes diferentes, manías mías, por un lado la cebolla, por otra el pimiento verde y por otra el pimiento rojo. A cada paella le pongo 1 cta. de aceite y si hace falta añado un poquito de agua para que se acabe de cocer. Al pimiento rojo, cuando ya está tierno, le añado 1 cdta. de edulcorante, este toque contrasta genial con el queso de cabra.

👉 Cuando las verduras ya están prácticamente listas, poner las hamburguesas y cocinar al gusto, a mi no me gustan muy pasadas).

👉 Tostar los panecillos Thins en la tostadora o en una sartén.

👉 Montar el bocadillo: Untar la mostaza en el panecillo, poner la hamburguesa, la cebolla y los pimientos y culminar con el queso de cabra, cerrar y...


👉 ¡¡¡A disfrutar!!!



PST, PST... He lanzado un nuevo RETO en el instagram de #RETOQuieroyPuedo ¿Te atreves?



PD: Estoy preparando un vídeo sobre mi pérdida de peso, hábitos, etc ¿Hay algo que te gustaría saber? Déjame aquí tu pregunta 💃 y la semana que viene subiré el vídeo.


Post patrocinado por entulinea, todos los textos, fotos y opiniones son mías.

Puedes seguirme en:

”twitter” ”facebook” ”pinterest” ”instagram” ”email” ”bloglovin” ”bloglovin”

13 comentarios :

  1. Llevo toda la vida a dieta, y toda la vida "gorda" (más o menos...pero nunca "delgada").
    Y sí, creo que soy una gorda en pausa, y que siempre lo seré, porque a día de hoy, con 48 años, no tengo la absoluta certeza de que nunca más volveré a engordar. Eli, tú la llamas la fiera, y yo la llamo la bicha...pero siempre está ahí, al acecho, y al menos yo, no tengo la seguridad de poder controlarla por los restos. De momento la mantengo a raya; en mi última dieta adelgacé 15 kilos, y llevo un año con un kilo más/un kilo menos. Pero no me veo con la misma fuerza que cuando empecé, y eso me da miedo, porque no es la primera vez ni mucho menos que me pasa. Lo que sí tengo claro es que si no he engordado otra vez durante este tiempo ha sido porque sigo yendo a mi nutricionista. Tener que rendir cuentas ayuda mucho a no derrapar del todo. Y sigo yendo entre otras cosas porque me asusta dejarlo y dejarme...por lo tanto, mientras tenga ese miedo, creo poder decir con bastante seguridad que sí, que soy una gorda en pausa.

    ResponderEliminar
  2. Hola Eli! Me ha entristecido un poco esta entrada porque me he visto muy reflejada en ella. Siento decirlo así de duro pero sí, somos unas gordas en pausa. Hace unos 10 años me encontraba mal en mi cuerpo (pesaba 64 kg midiendo 1,53). Tenía un sobrepeso que no había tenido en mi vida debido a los excesos de vivir en un piso de estudiantes sin ningún control con la comida. Fui a Naturhouse, la mejor decisión de mi vida, y, a parte que me enseñaron a comer y a combinar los alimentos en cada comida (dieta disociada), perdí muchísimos quilos en un tiempo razonable. Durante los siguientes 8 años mantenía el peso, e incluso lo bajé más (llegué a pesar 43 kg en un periodo de mucho estrés, peso no muy saludable por otra parte). El caso que ahora, casi sin saber cómo, vuelvo a estar en los 64 kg. Yo lo comparo con dejar de fumar. No podemos bajar la guardia ni un segundo, y a veces eso es agotador, lamentablemente. Tampoco fui feliz estando tan delgada, porque siempre tenía el miedo de volver a engordar. La fuerza de voluntad que tenía en aquella época la supe mantener mucho tiempo, pero no toda la vida, a la vista está. Me está quedando una historia bastante pesimista, cosa que no quiero, porque admiro tu fuerza de voluntad y tu optimismo, pero es solo para confirmar, bajo mi punto de vista, que sí, aunque duela, somos unas gordas en pausa y que en nuestra mano está activar el play o no. Con tu historia me estás motivando a volver a sacar esa fuerza para estar en el peso en el que me encientro bien (unos 55 kg). Las herramientas, cada cual la suya, las tenemos, solamente tenemos que ponerlas en práctica. Ánimo!!

    ResponderEliminar
  3. Vaya con la frasecita....se las trae!! que mala leche el que la ha escrito. Yo estoy harta de dietas, creo que las he probado todas....y todas, absolutamente todas, tienen efecto rebote, aunque te digan lo contrario, pero voy a probar la tuya....a ver si con esa no me aburro porque veo que se puede comer de todo un poquito, me he comprado el libro, no tengo sitio cerca, ya lo he mirado, para reuniones, asi que me tendré que apañar yo sola con ayuda y ánimo de gente como tú, a ver si esta vez lo consigo, y sobre todo consigo aprender a "Comer bien" que creo que es lo importante, seguiré tus pasos y leeré tus entradas al respecto,eso me dará ánimos!! miraré tus recetas, yo no como carne así que las tendré que adaptar, no se si las hamburguesas de soja serán aptas para el régimen, un beso
    e

    ResponderEliminar
  4. La frase para mí es acertada, porque yo me siento así, pesaba 145kg con 33 años... tome la sección de operarme, para mí ya no había dieta tenía que poner una medida drástica a mi obesidad, hoy después de 15 meses de proceso peso 61kg, lo he conseguido si, pero mi trabajo sobre todo me tal me ha costado, me está costando y me costará, porque soy una gorda en pausa... que sabe comer, o lo intenta, que sabe cuándo y cómo hacerlo, pero que mi amiga ansiedad visita, aveces se queda y me tengo q ir directamente a la cama, cabreada y triste porque si me llevo a la boca el tan ansiado chocolate... mi cabeza me hará sentir culpable, y me sentiré mal, en fin... que ahora conozco mi cuerpo, y lo que llevo escuchando de boca de mi madre toda mi vida: hija a ti hasta el agua te engorda! Cierto es, yo no puedo pasarme, tengo que seguir mi camino sano, comer en mi caso por la operación, cada 2h para controlar a mi fiera, y moverme! Anda nadar correr... es jodido sentirse una gorda en pausa, pero yo me siento así. Un abrazo Eli! Eres todo un ejemplo! Me animas muchísimo!

    ResponderEliminar
  5. Una pregunta, ¿por qué no sigues con las reuniones aunque se termine la colaboración? Si ves que te funciona y motiva, puedes seguir acudiendo auque eso tenga un coste. Yo estoy siguiendo el plan y me parece genial el poder acudir todas las semanas a una inyección de motivación. Un besito Eli.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues porqué entre 40 minutos ir, 1 hora de reunión y 40 minutos de volver, son casi 3 horas cada vez que voy... y un gasto de gasolina, peaje... seguiré la versión online! aunque echaré muchísimo de menos las reuniones

      Eliminar
    2. Holaa necesito motivarme de nuevo hacer dieta después de haber hecho bastantes, he leído que estás haciendo el método entulinea y da resultados??
      Gracias sigo lo que escribes y me encantas

      Eliminar
    3. hola! pues sí... muy buenos resultados si la sigues bien! no sé si habrás visto mis últimos vídeos? te los dejos aquí: https://www.youtube.com/watch?v=XtbV5Ca032A

      Eliminar
  6. Gorda en pausa. Yo pienso mucho en eso. Pero me pasa que, aunque tengo bajones, luego el cuerpo me pide limpieza y ejercicio. No me obsesiono. Tampoco me peso. Me guío por la ropa. Y la gente lo nota. Es un proceso, día a día. Como desintoxicarte. Yo ahora combino alimentos muy saludables con algún capricho y me siento bien y feliz.
    Sigue y gracias por compartir.
    Un abrazo.
    Yolanda M.L.

    ResponderEliminar
  7. Bueno, yo tengo clarísimo que en esta vida todos tenemos un punto débil y el mío es la alimentación, por lo que es necesario estar en guardia siempre. Cuanto más tiempo mantengamos los buenos hábitos más posibilidades hay de q se instalen en nuestra vida para siempre. Siempre adelante, siempre intentándolo. Cada uno tiene su cruz y esta es la mía. Hay hábitos q he conseguido cambiar totalmente, pero otros se resisten. Poco a poco y p'alante con la vida!

    ResponderEliminar
  8. Hola Eli, yo empece con Entulinea en mayo del 2015 gracias a un post que leí tuyo donde decías que no te gustaba recomendar ninguna dieta, pero que si tenias que recomendar alguna era esta. Eso me despertó la curiosidad, me informé y me apunté. Desde entonces llevo perdidos 23 kilos y en parte te lo debo a ti y a ese post que me dio a conocer este plan, así que ¡Gracias! Aparte de los kilos perdidos, que están muy bien, durante este más de año y medio he aprendido a comer, a alimentarme, a ser consciente y he ganado en calidad de vida.
    Perdona todo el rollo que te he soltado, pero quería agradecerte tus palabras que nos hacen reflexionar muchas veces y, como es mi caso, te pueden hasta cambiar aspectos de tu vida.
    En cuanto a lo que escribes en este post, yo también tengo a menudo tu misma reflexion. Tras meses controlando y manteniendo a raya a mi fiera interior, en los últimos tiempos ha dado un zarpazo y está intentando con hacerse el control, yo creo que siempre va a estar ahí porque, al menos en mi caso, forma parte de mí desde que era una niña. No me veo preparada para dejar la dieta y continuar mi camino sola. Pero bueno, imagino que todo será cuestión de volver a concienciarse, saber que es lo que más nos conviene e ir a por todas.
    Un saludo y sigue así.

    ResponderEliminar
  9. A mi siempre me ha quedado claro que hay cuerpos de cuerpos....incluso personas muy delgadas no tienen simetria...y hay gorditas con curvas muy bien plantadas que son hermosísimas...creo que habemos personas que el cuerpo es nuestra cruz...nuestro talón de aquiles...mi caso es uno de ellos. Yo acepté mi cuerpo hace mucho...soy obesa practicamente desde que nací....un par de veces estuve muy muy cerca de lo que los expertos llaman el peso ideal...pero a qué precio? Vivia estresada y frustrada, de muy mal genio con cabello y uñas debilitadas todo por alcanzar el cuerpo físico perfecto de acuerdo a mi contextura. Actualmente estoy inconforme de nuevo porque realmente estoy muy pesada....pero aqui estoy intentándolo de nuevo. No se puede bajar la guardia si! Pero lo que hay que buscar es un equilibrio entre estar saludables en todo aspecto y vivir...vivir para ser felices nosotras mismas y disfrutar de las cosas deliciosas que hay ahí afuera sin complejos, sin remordimientos...porque vida solo hay una y es muy corta como para no disfrutar con moderación de las maravillosas cosas que se nos presenten...digo, no se trata de que nos comamos una porción de torta de chocolate a diario, pero si se te presenta la oportunidad una vez al mes puedas disfrutarla al máximo sin remordimientos! 😊

    ResponderEliminar
  10. Pues yo me siento así... siempre seré "grande",si me despisto engordo enseguida, siempre tengo que andar mirando lo que como. Cuando me desvio un poco me pongo como una bola,Y me siento fatal.intento controlar a la fiera pero es complicado. Me animan mucho tus posts a seguir hacia delante.Gracias!

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu visita! ¡Estaré encantada de leer tu opinión!

Blogging tips